jul
6
2011

La actividad física en la prevención de Infartos cerebrales silentes.

Actividad Física

Un nuevo estudio publicado en Neurology, presenta el beneficio de la actividad física habitual (de intensidad moderada-intensa) en la prevención del ACV silente.
El estudio recopila información sobre la práctica de ejercicio en 1238 personas sin antecedentes de ACV y se realizó un seguimiento de 6 años.

Neurology. 2011 Jun 14;76(24):2112-8. Epub 2011 Jun 8.
Lower prevalence of silent brain infarcts in the physically active: The Northern Manhattan Study.
Willey JZ, Moon YP, Paik MC, Yoshita M, Decarli C, Sacco RL, Elkind MS, Wright CB.
Ultraresumen:

  • Tipo: Estudio de cohorte prospectivo.
  • Resultados: Alrededor del 43% no hacían ejercicio habitualmente, el 36% realizaban alguna actividad física ligera y el 21% afirmaron que hacían ejercicio de moderado a intenso. Seis años más tarde, cuando los participantes tenían una edad promedio de 70 años, los escáneres cerebrales revelaron que el 16% habían experimentado accidentes cerebrales silenciosos.
    Los que habían realizado actividad física de moderada a intensa mostraban un 40% menos de probabilidad de desarrollar estas lesiones cerebrales que los que no hacían ejercicio de forma habitual, (odds ratio ajustado 0.6, IC 95% 0,4-0,9). No se observó ninguna diferencia entre las probabilidades de lesiones cerebrales de los que hacían ejercicio ligero y los que no hacían ningún tipo de actividad física.
  • Conclusiones: Los niveles elevados de actividad física se asociaron con un menor riesgo de Infarto cerebral silente. La práctica de actividad física moderada-intensa puede ser un componente importante en las estrategias preventivas dirigidas a la reducción de los infartos cerebrales subclínicos.

Podemos leer el abstract: La actividad física en la prevención de Infartos cerebrales silentes.

Leave a comment

UA-37655059-1