Browsing articles tagged with "Cochrane Archives - Página 2 de 13 - Updates en Rehabilitación"
abr
22
2013

Ejercicio para mejorar los resultados tras fractura vertebral osteoporótica

EjercicioLos investigadores de la Cochrane realizaron una revisión de los efectos del ejercicio en personas con fracturas vertebrales osteoporóticas.
Siete estudios con un total de 488 personas cumplieron los criterios de inclusión.
Las conclusiones fueron:

  • No hay conclusiones definitivas se pueden hacer con respecto a los beneficios del ejercicio para las personas con fractura vertebral.
  • Aunque los ensayos individuales sí reportaron pequeños beneficios para el dolor, la función física y la calidad de vida, los resultados deben interpretarse con cautela debido a que fueron inconsistentes y la calidad de las pruebas fue muy baja.
  • El pequeño número de ensayos y la variabilidad entre los ensayos limita nuestra capacidad de dar conclusiones. La evidencia sobre los efectos del ejercicio después de una fractura vertebral, sobre todo para los hombres, es escasa.
  • Es necesario un ECA de alta calidad para informar sobre la prescripción de ejercicio para las personas con fracturas vertebrales.

En  los  Cochrane Summaries reflejaron lo siguiente (en términos sencillos):

  • En las personas con una fractura vertebral osteoporótica, no está claro si el ejercicio tiene un efecto sobre el dolor, la velocidad en la trasnferencia de sedestación a marcha, la velocidad de marcha o la calidad de vida.
  • No se encontraron estudios que analizasen si las personas tenían fracturas o caídas tras el inicio de un programa de ejercicios.
  • A menudo no se cuenta con información precisa acerca de los efectos secundarios y complicaciones. Sobre todo en  efectos secundarios poco frecuentes pero graves. No está claro si el ejercicio puede causar algún daño.

 

Mostrar Abstract »

Background:

Vertebral fractures are associated with increased morbidity (e.g., pain, reduced quality of life), and mortality. Therapeutic exercise is a non-pharmacologic conservative treatment that is often recommended for patients with vertebral fractures to reduce pain and restore functional movement.

Objectives:

Our objectives were to evaluate the benefits and harms of exercise interventions of four weeks or greater (alone or as part of a physical therapyintervention) versus non-exercise/non-active physicaltherapy intervention, no intervention or placeboon the incidence of future fractures and adverse events among adults with ahistory of osteoporotic vertebral fracture(s). We were also examined the effects of exercise on the following secondary outcomes: falls, pain, posture,physical function, balance,mobility, muscle function,quality of life and bone mineral densityof the lumbar spine or hip measured using dual-energy X-ray absorptiometry (DXA).We also reported exercise adherence.

Search strategy:

We searched the following databases: The Cochrane Library ( Issue 11 of 12, November 2011), MEDLINE (2005 to 2011), EMBASE(1988 to November 23, 2011), CINAHL (Cumulative Index to Nursing and Allied Health Literature, 1982 to November 23, 2011), AMED (1985 to November 2011), and PEDro (Physiotherapy Evidence Database, www.pedro.fhs.usyd.edu.au/index.html, 1929 to November 23, 2011. Ongoing and recently completed trials were identified by searching the World Health Organization International Clinical Trials Registry Platform (to December 2009). Conference proceedings were searched via ISI and SCOPUS, and targeted searches of proceedings of the American Congress of Rehabilitation Medicine and American Society for Bone and Mineral Research. Search terms or MeSH headings included terms such as vertebral fracture AND exercise OR physical therapy.

Selection criteria:

We considered all randomized controlled trials and quasi-randomized trials comparing exercise or active physical therapy interventions with placebo/non-exercise/non-active physical therapy interventions or no intervention implemented in individuals with a history of vertebral fracture and evaluating the outcomes of interest.

Data collection and analysis:

Two review authors independently selected trials and extracted data using a pre-tested data abstraction form. Disagreements were resolved by consensus, or third party adjudication. The Cochrane Collaboration’s tool for assessing risk of bias was used to evaluate each study. Studies were grouped according to duration of follow-up (i.e., a) four to 12 weeks; b) 16 to 24 weeks; and c) 52 weeks); a study could be represented in more than one group depending on the number of follow-up assessments. For continuous data, we report mean differences (MDs) of the change or percentage change from baseline. Data from two studies were pooled for oneoutcome using a fixed-effect model.

Main results:

Seven trials (488 participants, four male participants) were included. Substantial variability across the seven trials prevented any meaningful pooling of data for most outcomes. No trials assessed the effect of exercise on incident fractures, adverse events or incident falls. Individual trials reported that exercise could improve pain, performance on the Timed Up and Go test, walking speed, back extensor strength, trunk muscle endurance, and quality of life. However, the findings should be interpreted with caution given that there were also reports of no significant difference between exercise and control groups for pain, Timed Up and Go test performance, trunk extensor muscle strength and quality of life. Pooled analyses from two studies revealed a significant between-group difference in favour of exercise for Timed Up and Go performance (MD -1.13 seconds, 95% confidence interval (CI) -1.85 to -0.42, P = 0.002). Individual studies also reported no significant between-group differences for posture or bone mineral density. Adherence to exercise varied across studies. The risk of bias across all studies was variable; low risk across most domains in four studies, and unclear or high risk in most domains for three studies.

Authors’ conclusions:

No definitive conclusions can be made regarding the benefits of exercise for individuals with vertebral fracture. Although individual trials did report benefits for some pain, physical function and quality of life outcomes, the findings should be interpreted with caution given that findings were inconsistent and the quality of evidence was very low. The small number of trials and variability across trials limited our ability to pool outcomes or make conclusions. Evidence regarding the effects of exercise after vertebral fracture, particularly for men, is scarce. A high-quality randomized trial is needed to inform exercise prescription for individuals with vertebral fractures.

Giangregorio LM, MacIntyre NJ, Thabane L, Skidmore CJ, Papaioannou A.
Cochrane Database of Systematic Reviews 2013, Issue 1. Art. No.: CD008618. DOI: 10.1002/14651858.CD008618.pub2
feb
21
2013

Mini-Updates 4 (Ictus, Esclerosis Múltiple y Dolor crónico)

Actualización en RehabilitaciónPara finalizar con las publicaciones interesantes de 2012 os dejo varios mini-updates

1) Suministro de información para pacientes con accidente cerebrovascular y sus cuidadores

Los pacientes con ictus y sus familiares generalmente no están satisfechos con la información proporcionada y tienen una escasa comprensión de los temas y tiempos asociados. En ésta actualización de una revisión previa se concluye que una correcta información mejora el conocimiento del cuidador y del propio paciente sobre el ACV, mejora la satisfacción del paciente y reduce las puntuaciones de depresión (aunque de forma clínicamente poco significativa). No está clara cuál es la mejor manera de proporcionar información aunque las técnicas que involucren activamente al paciente parecen tener mejores resultados.

2) Esclerosis múltiple y el extracto de cannabis: resultados del ensayo MUSEC.

El uso del extracto de cannabis para el tratamiento de la espasticidad en la Esclerósis múltiple ha empezado ha extenderse, en éste estudio se obtienen resultados estadísticamente significativos a favor del cannabis Vs placebo tanto (en una revisión DARE previa no se alcanzó dicha significación)

3) Terapias psicológicas para el tratamiento del dolor crónico: Revisión Cochrane
En la revisión actual se observan efectos pequeños e inmediatos tras el tratamiento (sobre todo con terapia cognitivo conductual en lo relativo a la discapacidad y al catastrofismo, pero no en el dolor o en el estado de ánimo) que van desapareciendo en el seguimiento.

ene
2
2013

Crioterapia tras la artroplastia de rodilla

Imagen Crioterapia

Se ha publicado una revisión de la Cochrane sobre el uso de la crioterapia en el post-operatorio de la artroplastia total de rodilla. El uso de la crioterapia está implementado en prácticamente todos los protocolos de Rehabilitación tras artroplastia de rodilla (basándose sobre todo en los escasos efectos secundarios y el bajo coste relativo, más que en el beneficio clínico real) aunque la evidencia disponible es pobre.
La revisión ha incluido 11 ensayos aleatorios y un ensayo clínico controlado con un total de 809 paciente.

 

 

Cochrane Database Syst Rev. 2012 Sep 12;9:CD007911. doi: 10.1002/14651858.CD007911.pub2.
Cryotherapy following total knee replacement.
Adie S, Kwan A, Naylor JM, Harris IA, Mittal R.

Ultraresumen:

  • Tipo: Revisión Cochrane.
  • Conclusiones: Los beneficios potenciales de la crioterapia sobre la pérdida de sangre, dolor postoperatorio, y el rango de movimiento pueden ser demasiado pequeños para justificar su uso, y la calidad de la evidencia fue muy baja o baja para todos los resultados principales. Se deberían analizar los posibles inconvenientes y gastos de uso de la crioterapia. Son necesarios ECA bien diseñados para mejorar la calidad de la evidencia.

Podemos leer el abstract: Crioterapia tras la artroplastia de rodilla.

sep
1
2012

Revisiones sobre la Rehabilitación en la enfermedad de Parkinson

Rehabilitación en Parkinson: Imagen Tomografía emisión Positrones

En éste año se han publicado varias actualizaciones Cochrane sobre distintos aspectos del tratamiento no farmacológico en la enfermedad de Parkinson.
A raíz de ésto vamos a intentar recopilar las últimas revisiones referidas a la rehabilitación en la enfermedad de Parkinson, incluyendo intervenciones logopédicas, fisioterápicas o sobre la disfagia.
La revisión sobre las intervenciones fisioterápicas deja patente una de las dudas que me surgen sobre múltiples tratamientos realizados en Rehabilitación: ¿Si una intervención consigue un efecto clínicamente pequeño o irrelevante (aunque significativo), debe continuarse? ¿Si el efecto encima es a corto plazo pero no mantenido?
En otros ámbitos de la medicina (mejor digamos ámbitos sanitarios que engloba todo), está claro que una intervención, efectiva, pero no eficiente y no costo-efectiva sería relegada, pero en nuestro campo aún faltan estudios de calidad sobre los que asentarse. ¿Qué pasará cuando los haya?

De ante mano digo que en el caso del Parkinson hay algunos resultados que se acercan a la relevancia clínica, pero siguen siendo a corto plazo.
Espero comentarios (no sólo sobre el Parkinson sino también globales).

1) Fisioterapia Vs placebo o la NO intervención en la enfermedad de Parkinson

Tomlinson CL, Patel S, Meek C, Clarke CE, Stowe R, Shah L, Sackley CM, Deane KHO, Herd CP, Wheatley K, Ives N.
Physiotherapy versus placebo or no intervention in Parkinson’s disease.
Cochrane Database of Systematic Reviews 2012, Issue 8. Art. No.: CD002817. DOI: 10.1002/14651858.CD002817.pub3.

  • Introducción: A pesar de la evolución de los tratamientos médicos e intervenciones quirúrgicas para la enfermedad de Parkinson, los pacientes desarrollan una discapacidad progresiva. El papel de la fisioterapia tiene como objetivo maximizar la capacidad funcional y disminuir las complicaciones secundarias a través de la rehabilitación del movimiento en un contexto de educación y apoyo a la persona en su totalidad. El objetivo general es optimizar la independencia, la seguridad y el bienestar, mejorando así la calidad de vida.
  • En esta revisión se comprara la efectividad del tratamiento fisioterápico con la NO intervención
  • Se encontraron 33 ensayos con un total de 1518 pacientes.
  • CONCLUSIONES: Se encontraron mejores resultados en el grupo de fisioterapia a corto plazo (menos de tres meses), pero sólo fue significativa para la velocidad, test de los 2 o 6-minutos, la longitud del paso, Functional Reach Test, Berg Balance Scale y en la clinician-rated UPDRS. La mayoría de las diferencias observadas entre los tratamientos fueron pequeñas. Sin embargo, para algunas medidas de resultado (por ejemplo, la velocidad, la Berg Balance Scale y UPDRS), las diferencias observadas se acercan a lo que se consideran cambios con repercusión clínica. La revisión demuestra que existen una amplia variedad de técnicas empleadas por los fisioterapeutas para tratar la Enfermedad de Parkinson. Sin embargo, no hubo evidencia de diferencias en el efecto del tratamiento entre los diferentes tipos de intervenciones. Existe la necesidad de desarrollar un consenso de las ‘mejores prácticas’para llevar a cabo grandes y bien diseñados ensayos controlados aleatorios para demostrar la eficacia a largo plazo y el coste-efectividad de la fisioterapia.

2) Terapia del habla y del lenguaje en la enfermedad de Parkinson

Herd CP, Tomlinson CL, Deane KHO, Brady MC, Smith CH, Sackley CM, Clarke CE.
Speech and language therapy versus placebo or no intervention for speech problems in Parkinson’s disease.
Cochrane Database of Systematic Reviews 2012, Issue 8. Art. No.: CD002812. DOI: 10.1002/14651858.CD002812.pub2.

  • Introducción: Muchas personas con enfermedad de Parkinson padecen trastornos del habla. Especialmente debilidad, voz ronca, nasal o mononotona, articulación imprecisa, dificultad para iniciar discurso, problemas de ritmo, tartamudeo y temblor. También se produce una alteración en la mímica facial y en la comunicación no verbal o gestual. Estas discapacidades tienden a progresar durante el desarrollo de la enfermedad y pueden condicionar importantes problemas comunicativos.
  •  En esta revisión se comprara la efectividad del tratamiento logopédico con el placebo (tratamiento simulado) o ningún tratamiento.
  • Se encontraron 3 ensayos con un total de 63 pacientes que cumplían citerios de admisión. Los tres ensayos controlados informaron un efecto positivo de la terapia del habla y lenguaje para los trastornos del habla en la enfermedad de Parkinson. Sin embargo, hay que señalar que hubo fallos en los métodos utilizados en estos estudios y sólo un pequeño número de pacientes con enfermedad de Parkinson se examinaron. 
  • CONCLUSIONES: no hay suficiente evidencia para probar o refutar absolutamente el beneficio de la terapia del habla y lenguaje en pacientes con enfermedad de Parkinson, pero la falta de evidencia no significa falta de efecto. Es necesario un ECA bien diseñado y amplio para evaluar la eficacia de la terapia del habla y del lenguaje para los trastornos del habla en la enfermedad de Parkinson. Sería aconsejable un  seguimiento de los pacientes durante al menos seis meses para determinar la duración de cualquier mejora.

3) Comparación de distintas técnicas del habla y del lenguaje en la enfermedad de Parkinson

Herd CP, Tomlinson CL, Deane KHO, Brady MC, Smith CH, Sackley CM, Clarke CE.
Comparison of speech and language therapy techniques for speech problems in Parkinson’s disease.
Cochrane Database of Systematic Reviews 2012, Issue 8. Art. No.: CD002814. DOI: 10.1002/14651858.CD002814.pub2.

  • Esta revisión compara los beneficios de distintas intervenciones logopédicas para las personas con enfermedad de Parkinson
  • Se encontraron 6 ensayos con un total de 159 pacientes.
  • CONCLUSIONES: Los métodos terapéuticos variaron tanto que el meta-análisis de los resultados no fue posible. Teniendo en cuenta el pequeño número de pacientes y las fallas metodológicas en estos estudios, no hay pruebas suficientes para apoyar el uso de una intervención u otra para el tratamiento de trastornos del habla en personas con enfermedad de Parkinson.

4) Tratamientos no farmacológicos para la disfagia en la enfermedad de Parkinson

Herd CP, Tomlinson CL, Deane KHO, Brady MC, Smith CH, Sackley CM, Clarke CE.
Comparison of speech and language therapy techniques for speech problems in Parkinson’s disease.
Cochrane Database of Systematic Reviews 2012, Issue 8. Art. No.: CD002814. DOI: 10.1002/14651858.CD002814.pub2.

  • Esta revisión comparó los beneficios del tratamiento de la deglución versus un placebo (tratamiento simulado) o ningún tratamiento para los trastornos de deglución de la enfermedad de Parkinson.
  • No había ningún ensayo controlado con asignación al azar o no, en este campo.
  • CONCLUSIONES: No hay ninguna evidencia proveniente de ensayos para demostrar o refutar el beneficio del tratamiento de la deglución para los trastornos de la deglución en personas con la enfermedad de Parkinson. Debe hacerse hincapié en que esta falta de evidencia no significa falta de efecto. Se necesitan ECAs grandes bien diseñados, controlados con placebo, que evalúen la efectividad del tratamiento para la disfagia de la enfermedad de Parkinson y sean informados según las pautas CONSORT. Deben escogerse medidas de resultado convenientes para que pueda evaluarse la eficacia y efectividad del tratamiento de la deglución no farmacológico y llevar a cabo un análisis económico.

Páginas:«1234567...13»
UA-37655059-1