Browsing articles tagged with "Locomotor Archives - Updates en Rehabilitación"
may
1
2013

¿Qué tratamientos son eficaces para el tratamiento del síndrome de dolor regional complejo en los adultos?

Síndrome de dolor regional complejoSe ha publicado una revisión de la Cochrane sobre la evidencia actual de distintas intervenciones terapéuticas en el Síndrome de dolor regional complejo.
Se basa en 6 revisiones Cochrane y 13 no Cochrane que incluyeron una amplia gama de tratamientos (fármacos, Rehabilitación, Cirugía, terapias alternativas…) en la mayoría de los casos, los artículos se basaban en estudios de baja calidad.
En forma de resumen:

  • El uso ketamina iv puede reducir eficazmente el dolor, aunque también se asocia con una aumento de efectos secundarios.
  • Bifosfonatos, la calcitonina y los programas imaginería motora graduada pueden ser eficaces en el SDRC (en general), y que la terapia del espejo puede ser eficaz en SDRC tras ictus. (baja calidad)
  • La fisioterapia y la terapia ocupacional no dieron lugar a beneficios clínicamente importantes en el seguimiento a un año. (baja calidad)
  • El bloqueo de los nervios simpáticos con anestesia local, no es eficaz. (baja calidad)
  • Hay pruebas de calidad moderada de que el bloqueo regional intravenoso con guanetidina no es eficaz y puede estar asociada con complicaciones.

Mostrar resumen »

Background:
There is currently no strong consensus regarding the optimal management of complex regional pain syndrome although a multitude of interventions have been described and are commonly used.

Objectives:
To summarise the evidence from Cochrane and non-Cochrane systematic reviews of the effectiveness of any therapeutic intervention used to reduce pain, disability or both in adults with complex regional pain syndrome (CRPS).

Main results:
We included six Cochrane reviews and 13 non-Cochrane systematic reviews. Cochrane reviews demonstrated better methodological quality than non-Cochrane reviews. Trials were typically small and the quality variable.

There is moderate quality evidence that intravenous regional blockade with guanethidine is not effective in CRPS and that the procedure appears to be associated with the risk of significant adverse events.

There is low quality evidence that bisphosphonates, calcitonin or a daily course of intravenous ketamine may be effective for pain when compared with placebo; graded motor imagery may be effective for pain and function when compared with usual care; and that mirror therapy may be effective for pain in post-stroke CRPS compared with a ‘covered mirror’ control. This evidence should be interpreted with caution. There is low quality evidence that local anaesthetic sympathetic blockade is not effective. Low quality evidence suggests that physiotherapy or occupational therapy are associated with small positive effects that are unlikely to be clinically important at one year follow up when compared with a social work passive attention control.

For a wide range of other interventions, there is either no evidence or very low quality evidence available from which no conclusions should be drawn.

Authors’ conclusions:
There is a critical lack of high quality evidence for the effectiveness of most therapies for CRPS. Until further larger trials are undertaken, formulating an evidence-based approach to managing CRPS will remain difficult.

This record should be cited as: O’Connell NE, Wand BM, McAuley J, Marston L, Moseley GL. Interventions for treating pain and disability in adults with complex regional pain syndrome. Cochrane Database of Systematic Reviews 2013, Issue 4. Art. No.: CD009416. DOI: 10.1002/14651858.CD009416.pub2
Assessed as up to date: March 1, 2013

feb
28
2013

¿El ejercicio previo a la artroplastia de rodilla y cadera reduce dolor y mejora la función?

Prótesis rodilla y caderaSe ha publicado una revisión sistemática y metanálisis sobre la intervención pre-cirugia de protesis de rodilla y cadera basada en el ejercicio físico y sus implicaciones en los resultados (sobre todo dolor y función).
18 estudios cumplieron los criterios de inclusión. Los pacientes tenían edades promedio de entre 60 y 80 años y la mayoría de los estudios tenían más mujeres que hombres.
Los ejercicios realizados por los grupos de intervención incluían ejercicios de tonificación, flexibilidad y ejercicio aeróbico y en la mayoría de estudios se añadían programas educacionales.

Arch Phys Med Rehabil. 2013 Jan;94(1):164-76. doi: 10.1016/j.apmr.2012.08.211. Epub 2012 Sep 4.
Does exercise reduce pain and improve physical function before hip or knee replacement surgery? A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials.
Gill SD, McBurney H.

 

 

Ultraresumen:

  • Tipo: Revisión sistemática y meta-análisis
  • Resultados: En prótesis de rodilla: no se encontraron diferencias significativas entre grupo intervención y grupo no intervención para el dolor, la percepción subjetiva de función, velocidad de marcha o la fuerza muscular. En protesis de cadera: se econtraron diferencias significativas en lo relativo al dolor y la función a favor del grupo intervención.
  • Conclusiones: Intervenciones basadas en ejercicios pueden reducir el dolor y mejorar la función física en las personas en espera de una prótesis de cadera, pero no en la prótesis de rodilla.

Podéis ver el abstract en: ¿El ejercicio reduce el dolor y mejora la función física antes de la artroplastia de cadera o de rodilla? Una revisión sistemática y meta-análisis de ensayos controlados aleatorios

ene
29
2013

Mini-Updates 2 (Yoga en lumbalgia, Infiltraciones en S. Subacromial y RHB de fractura de tobillo)

Actualización en RehabilitaciónOs dejo una nueva entrada con mini resumenes de artículos sobre patología musculoesquelética, en siguientes entradas intentaremos cambiar la temática para recoger artículos de Neurorrehabilitación, Infantil, etc…

1) Análisis coste-efectividad sobre Yoga y lumbalgia crónica

Evaluación coste-efectiva del uso del yoga en la lumbalgia crónica. Ensayo multicéntrico publicado en Spine con datos extraídos del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido que concluye que un programa de 12 clases de yoga puede ser una intervención coste-efectiva en el tratamiento de la lumbalgia crónica.

 

2) Rehabilitación de las fracturas de tobillo en adultos: revisión Cochrane

Hay limitada evidencia sobre el inicio precoz del soporte de peso y sobre el uso de ortesis “removibles” para permitir el ejercicio durante el período de inmovilización  tras la fijación quirúrgica. Debido al riesgo potencial de reacciones adversas, la capacidad del paciente para cumplir con el uso la ortesis para permitir el ejercicio controlado es esencial. Hay poca evidencia para las intervenciones de rehabilitación durante el período de inmovilización tras el  tratamiento ortopédico conservador y no hay pruebas a favor  del estiramiento, la terapia manual o ejercicio, en comparación con la atención habitual tras del período de inmovilización. Hay estudios con muestras pequeñas que sugieren que algunas modalidades de electroterapia pueden ser beneficiosas. Se necesitan más ensayos clínicos bien diseñados y con poder estadístico adecuado para fortalecer la evidencia actual.

 

3) Eficacia de las infiltraciones con hialurónico o corticoides en el S. Subacromial

Estudio interesante por sus resultados sobre infiltraciones en el síndrome subacromial con hialurónico, cortioide o placebe. Resultados: No hemos sido capaces de demostrar un beneficio convincente de las inyecciones de ácido hialurónico en comparación con las inyecciones de corticosteroides o placebo. Las inyecciones de corticosteroides produjo una reducción significativa del dolor a corto plazo (de tres a 12 semanas), pero en el largo plazo, la inyección de placebo produjo los mejores resultados.

 

Sobre éste último artículo una puntualización personal, el tratamiento del S. Subacromial exclusivamente con infiltración me parece del todo incompleto, como vemos a corto plazo puede ser útil la infiltración con corticoide pero se ha de unir a un programa de ejercicios específico (el decidir el cómo y donde se ha de realizar este programa es el quid de la cuestión, hay varios artículos recientes en éste blog sobre el tema).

ene
12
2013

Papel de la obesidad y actividad física en la lumbalgia

Se ha publicado una parte del estudio Young Finns sobre la relación entre obesidad, actividad física y lumbalgia en el que han participado 1224 pacientes.
Los resultados son esperables, tanto la obesidad como la actividad física son factores de riesgo para el dolor lumbar y nos instan a recomendar actividad física a todos los sujetos obesos (no sólo con objetivo de perdida de peso sino también preventivo).
Obesidad y ejercicioCada vez hay más artículos que proponen incluir la promoción de la actividad físisca como elemento preventivo en patología musculoesquelética, entre la población aún no ha calado lo suficiente este mensaje (podemos ver cada día la baja adherencia a los ejercicios por parte de los pacientes…) y  tal vez sea necesario un papel más activo desde la administración, por ejemplo con aumento del horario dedicado a la actividad física en la escuela, grupos de mantenimiento para la tercera edad, etc.

 

 

Semin Arthritis Rheum. 2012 Dec 25. pii: S0049-0172(12)00227-2. doi: 10.1016/j.semarthrit.2012.09.002. [Epub ahead of print]
The role of obesity and physical activity in non-specific and radiating low back pain: The Young Finns study.
Shiri R, Solovieva S, Husgafvel-Pursiainen K, Telama R, Yang X, Viikari J, Raitakari OT, Viikari-Juntura E.

Ultraresumen:

  • Tipo: Ensayo prospectivo.
  • Resultados: La obesidad abdominal, definida por un perímetro abdominal incrementado, se asociaba con una incidencia incrementada de dolor lumbar irradiado (OR= 1.7; 95% CI 1.1–2.7), mientras que no tenía efecto sobre el dolor lumbar inespecífico. El IMC no se asociaba ni con la incidencia de dolor irradiado ni con dolor inespecífico. En comparación con los sujetos que estuvieron activos durante el seguimiento, los que tenían un bajo nivel de actividad física (OR = 2.0; 95% CI 1.1–3.5) y los sujetos activos que incrementaron su actividad física durante el seguimiento (OR = 3.1; 95% CI 1.5–6.7) presentaron una incidencia superior de dolor irradiado. El bajo nivel de actividad física se asoció con una incidencia incrementada de dolor irradiado en sujetos obesos (OR = 3.3; 95% 1.1–10.4), pero no en los que tenían peso normal (OR = 1.1; 95% CI 0.6–1.9). La actividad física no se asoció con dolor lumbar inespecífico.
  • Conclusiones: Los hallazgos demuestran que tanto la obesidad como el bajo nivel de actividad física son factores de riesgo independientes para la lumbalgia irradiada. Estos resultados permiten proponer una curva en “U” entre la actividad física y el dolor lumbar irradiado. Se recomienda un nivel moderado de actividad física para la prevención de dolor lumbar, especialmente en individuos obesos. En general, los resultados implican que los sujetos obesos deberían mantenerse físicamente activos, incluso aunque eso no suponga pérdida de peso.

Podemos leer el abstract: Papel de la obesidad y actividad física en el dolor lumbar irradiado

Páginas:1234567...22»
UA-37655059-1